Hay muchas más cláusulas que pueden estar vulnerando la Ley, y que conviene revisar dentro de tu hipoteca. Dos de ellas son la comisión sobre ampliación y la comisión de cancelación

02 febrero 2017

Mucho hemos oído sobre las cláusulas suelo, y el carácter abusivo con el que se han incluido en los contratos hipotecarios. Es el caso más común, llamativo y con más afectados. Sin embargo, hay muchas más cláusulas que pueden estar vulnerando la Ley, y que conviene revisar dentro de tu hipoteca.

. Dos de ellas son la comisión sobre ampliación y la comisión de cancelación, las cuáles vamos a explicar a continuación. El objetivo es que puedas determinar, junto a profesionales, si se ha cometido alguna irregularidad con su uso, y si el banco debe devolverte dinero.

La comisión por ampliación del plazo del préstamo

Para explicar ambos conceptos, nos vamos a acercar al Código de Buenas Prácticas del Banco de España. Este se basa en circulares emitidas por dicha entidad, que pueden acabar teniendo validez judicial, en el caso de que llegues a reclamar por esta vía. En el caso de la comisión por ampliación de préstamo, la directriz es clara. La entidad no puede percibir por este servicio más del 0,1% del capital pendiente de amortizar.

Esta cantidad se atribuye a un hipotético cálculo que habrá que volver a realizar sobre tu solvencia. Pero, en cualquier caso, nunca puede superar esta cantidad. Revisa tus condiciones contractuales y tu coste de ampliación porque, si por este punto, se te cobró una comisión superior, puedes reclamar.

Comisión por certificado de cancelación o cancelación registral

Estas cláusulas son inválidas desde su mera existencia. Es decir, si te han cobrado algo (lo que sea) por formalizar la cancelación de la hipoteca o por personarse en el Registro para borrar los datos de la misma, puedes reclamar.

Por tanto, si has pasado por alguno de los procesos descritos y te han comisionado por encima de las condiciones aquí descritas, puedes reclamar. Consúltanos tu caso para poder ayudarte a recuperar tu dinero. 

¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte!